2015: foco, ahorro, lectura

2015 ya está aquí, y como cada año, el comienzo de uno nuevo invita a la reflexión. Esta vez no habrá listado de antipropósitos ni preguntas que cuestionarse para analizar el año cerrado, sino simplemente, 3 palabras que me vienen a la cabeza y que estarán conmigo este año:

Foco: el mundo en que vivimos puede tornarse muy complejo, hasta el punto que se nos hace díficil de manejar. Para este 2015 quiero simplificar mi vida en varias facetas, darle foco y no sobrepensar en aquellas cosas que he dejado de lado o elegido por un cierto motivo. Ya solo queda hacer uso de la serenidad, el valor y la sabiduría para cumplirlo; la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, el valor para cambiar las cosas que puedo cambiar y la sabiduría para conocer la diferencia.

Ahorro: los primeros cuatro años de esta década han sido años de muchos cambios y retos apoyados en un fuerte gasto económico. Es hora de recoger los frutos y ser más comedido en el enfoque financiero.

Lectura: tanto cambio y reto ha ido relegando el tiempo para la lectura de libros (no así de artículos, blogs, redes sociales, revistas, etc. etc.) a un segundo plano hasta ser prácticamente inexistente. Ahora leo de otra manera, pero ésta no sustituye sino complementa a la lectura de un libro de manera secuencial y direccional. Es hora de hacerle de nuevo un hueco en mi vida, se que no será tan grande como antes, pero deberá ser. No llegará al estilo de Zuckerberg, creador de Facebook, que se ha propuesto leer 1 libro cada 15 día e invita a que tú hagas lo mismo y generar debate. O ¿tal vez sí?

Y tú, ¿cuáles son tus cinco palabras?

No se admiten más comentarios