Ya es Tanabata

Las hojas de bambú susurran
meciéndose en el alero del tejado.
Las estrellas brillan
en los granos de arena dorados y plateados.
La tiras de papel de cinco colores
ya las he escrito.
Las estrellas brillan,
nos miran desde el cielo.

笹の葉さらさら Sasa no ha sarasara
軒端に揺れる nokiba ni yureru.
お星様きらきら Ohoshisama kirakira
金銀砂子  kingin sunago.
五色の短冊 Goshiki no tanzaku
私が書いた  watashi ga kaita.
お星様きらきら Ohoshisama kirakira
空から見える sora kara mieru.

Ya es Tanabata! Y para mi también será el primer día que pisé Japón, el 07/07/07, allí estaba yo: Tokyo 07/2007

En ese estado mental de lo que es Eternamente Nuevo, siempre presente, donde lo esencial no puede ser expresado con palabras. Donde la claridad que traspasa el traslúcido cristal a primera hora de la mañana te hace despertar con la calma propia de un monje shintoista en pleno mausoleo de Koyasan.

No se admiten más comentarios