Hay cosas que cambian y hay cosas que no

Nos empeñamos en ser una y otra vez como fuimos antes, creemos que somos constantemente la misma persona, que tenemos los mismos gustos, las mismas aficiones y las misma forma de vivir. En esencia, en lo más profundo de nuestro ser, esto es así, pero esta esencia se manifiesta de manera diferente en cada nivel de la espiral de la vida en la en la que nos encontramos. Nuestras circunstancias cambian, nuestro entorno social cambia, el lugar en el que vivimos cambia, y nosotros tenemos la capacidad de adaptarnos a ese continuo devenir en la rueda del Ser para manifestar nuestra esencia desde una estructuras superficiales diferentes o podemos empeñarnos en que salga magullada, diferente, rota, parcial, a través de una estructura de superficie que ya no es transparente a la nueva realidad.

Follow the white rabbit

No se admiten más comentarios