Antipropósitos chinos

Aunque no debería hacer más de uno por año, esta nueva aventura bien merece su propia lista de antipropósitos. Aquí va la lista de antipropósitos para mi estancia en China durante los próximos meses, sin orden de prioridad específico:

 1.- Aprender chino. No se ni porqué lo escribo, aunque di un año y medio de clases y pretendo refrescar conocimientos, no me lo tomo como una prioridad ni muchísimo menos, y con un idioma como este, o priorizas o estás perdiendo el tiempo.

2.- Entender el sistema comunista/capitalista chino. Leer sobre ello, hablar sobre ello, participar en conferencias… creo que si hay una ciudad con moderada libertad para hablar del sistema de gobernanza chino, esa es Shanghai, otra cosa es que acabe más confuso que al principio.

3.-  Ser feliz. Eso debería ser un antipropósito de por vida.

4.- Continuar con una rutina equilibrada. Ir al gimnasio, trabajar, estudiar, tener vida social, conocer gente, compartir, amar, disfrutar. Seguro que en más de una ocasión mi equilibro mental se va a ir al carajo, lo importante es atestiguar que eso está sucediendo para después poder cambiarlo, o quizás no.

5.- Leer a los grandes maestros de la cultura china y entender su legado e influencia en la china de hoy (si es que queda algo).

6.- Practicar un arte marcial o esotérica. Las artes marciales y/o espirituales que me gustan son japonesas, las chinas no me llaman la atención, veremos si me sorprendo, para empezar debería encontrar una escuela b-b-b-c: buena, bonita, barata y cercana.

7.- Viajar por el país lo máximo que pueda. Tiempo me parece que voy a tener de sobra, dinero ya es otro tema. Suerte que China es barato para un español. Quiero conocer los montes de Gulin, la garganta del diablo, subir al más sagrado de los monasterios Taoistas, Hacer turismo rural, pero no a lo loco, tracerme primero un plan y un calendario de viajes, viajar con lo puesto y a ser posible en compañía.

8.- Escribir y pintar. Esto no es algo relacionado necesariamente con irse a China, pero ya que entro en un cambio ¿porqué no complementarlo con dos actividades que cada día me gustan más?  Seguro que vivo una etapa que no estará carente de inspiración.

9.- Volverme cuando deba volverme, ni antes ni después. Ni pronto ni tarde.

No se admiten más comentarios