Aceptación, la base de la ecuanimidad y de la vida consciente

No hay lucha, no hay quejas, no hay resistencia, no hay enemigos. La acción no parte de la resistencia, sino desde la aceptación. En el momento en el que surgen obstáculos en el camino intentamos luchar contra ellos, sin aceptar que la situación a cambiado. El problema es intentar luchar contra el obstáculo sin aceptar que la situación ha cambiado. Siempre tenemos la opción de aceptar los cambios y enfrentarnos a ellos de una forma positiva e integradora. En lugar de gastar energía quejándonos y buscando culpables.

No hay lucha, no hay quejas, no hay resistencia, no hay enemigos. Busca ese lugar de paz desde el que se puede encontrar una solución.

2 comentarios

  1. carlos enrique arenillas

    En su libro “El hombre en el castillo” Philip K. Dick hace decir a uno de sus protagonistas:..” Ahora
    veo que no hay nada que temer, nada que desear, odiar o evitar, aquí, nada de que huir ni nada
    que perseguir.”
    Para ello hay que buscar dentro de uno ” ese lugar de paz” lo que se logra con la práctica de la
    meditación.
    Desapegados…

  2. Pingback: BlogESfera.com

No se admiten más comentarios