Una toma de conciencia

Somos como un astronauta en el espacio, vamos flotando por un universo metálico recreado, desconectados de las fuentes de la tierra. Estamos con los sentidos entumecidos, ya sea por el ruido, la música a todo volumen o la luz artificial, y nadie ve la belleza.Y si se pierde la belleza en el mundo, hay que buscar sucedáneos. Eric hoffer: nunca consigues bastante de lo que no quieres.No hay una sola cosa de lo que hacemos, ni de los sistemas que tenemos, que no tengamos que rehacer. Y hay dos formas de verlo, una sería decir “vaya, que carga”, y la otra que es la que prefiero, sería decir: qué gran época para nacer, qué gran época para vivir, porque a esta generación, le toca cambiar por completo este mundo.http://www.youtube.com/watch?v=HhcH71GeN1M&feature=related

No se admiten más comentarios