Recuerdos. Marzo 2008

Marzo ha pasado, y hace 365 días que marzo también paso, era el año 2008 y empezaba el mes recogiendo la reflexión de Juan Carlos sobre si es espiritual el pacifismo, reflexión que había introducido en la lista de correo de Ken Wilber Revolución. Por entonces ya estaba fascinado por las letras y composición de la música de Nach, concretamente con su puesta de manifiesto del Ying y Yang de la vida, del caos y el orden, éxitos y frustraciones, presiones que nos absorben, bajo esta cúpula azul, y a veces gris todos los hombres,
viven entre cordura y delirio y es aquí donde nos movemos (…).
Y a propósito de la entrada de Corey W deVos en Holon-news.com resucitaba el significado de la vanguardia en el contexto de la Visión Integral. Un año después se ha vuelto la tercera entrada más visitada de este blog, por detras de la entrevista a los hermanos Wachowski y la pregunta retórica ¿Keanu Reeves en Matrix 4?.

Por entonces escuchaba con asinuidad a Peter Mayer, visitaba africam.com y traducía las citas de Andrew Cohen como sigo haciendo ahora. La cuestión de autodeterminación del Tíbet estaba más viva que nunca, se acercaban los juegos olímpicos de Pekín. Y yo acababa de ver el documental 10 preguntas para el Dalai Lama, y con ella conocía un poquito más a uno de los líderes espirituales de nuestro tiempo. Un año después mi perspectiva se ha moderado ligeramente, tras haber investigado sobre la cuestión del Tíbet, veo que las cosas no son tan blanco-y-negro, buenos-y-malos como lo pintan en este documental, ya que históricamente la región perteneció a China durante miles de años y hay más miga en el asunto que la que los medios de comunicación occidentales son quieren hacer ver. Lo que no quita la brutalidad de la represión policial hacia el pueblo tibetano y los monjes.

Me leía la Visión Integral, que ahora ya está editado en castellano, y me decepcionaba, una explicación de la teoría integral demasiado superflua y resumida. Descubría el manifiesto de la filosofía de desarrollo ágil de proyectos. La que unos meses después pondría en práctica en el trabajo con resultados muy positivos. En la que aplican el capítulo 64 del Tao Te Kin:

Toda manipulación conduce al fracaso
y todo dominio a la pérdida.
Así, el sabio no manipula y no fracasa,
no domina y no pierde.
Los asuntos humanos,
a menudo fracasan cuando están a punto de concluir.
Si se cuidara el final igual que el principio,
no habría fracasos.

Por eso, el sabio desea sin intención,
no valora lo que es difícil de obtener,
investiga sin discriminaciones,
y restablece los fallos de los demás.
Para estar en armonía con el curso natural de todos los seres
no osa actuar.

Y cerraba el mes con una reflexión terminlógica sobre los conceptos de interno, externo, cualitativo y cuantitativo. Y la importancia de no confundirlos, motivado por el intento de encontrar un modelo integral de la dirección empresarial.

¡Hasta el mes que viene!

Un comentario

  1. Para todos aquellos que no hayáis tenido la oportunidad de echarle un vistazo tadavía, os dejo aquí el link a los 3 primeros capítulos de LA CUARTA TRAMA, http://www.ciudadela.es/cream/ciudadela/100097_capitulos.pdf
    Sinceramente, sobran las palabras

No se admiten más comentarios