Acuéstate temprano

Lo que decían nuestras madres es cierto: una hora de sueño antes de la medianoche vale por
dos.

Del libro  mantener la calma en el trabajo (Paul Wilson)

 

Realmente inciden tanto o más la calidad de las horas de sueño que la cantidad, pero si puedes dormir tus ocho horitas y además relajadamente, que duda cabe de que estarás lleno de vitalidad al día siguiente y la jornada laboral se te hará más corta. Que sean antes de la media noche… pues dependerán de la hora a la que te levantes.

3 comentarios

  1. Estoy de acuerdo. A las 8 horas sólo suelo llegar los findes, pero de las 7 es muy raro que baje.

    Hoy por ejemplo van a ser siete horas y media… ¡hasta mañana!

  2. Siete y media yo también hoy… ¡buenas noches!

  3. No en mis mejores sueños (de mis escasas 6 horas de sueño, valga la redundancia) alcanzo las 8 horas… salvo el fin de semana que toca explayarse y de las 12 no bajo, jejejeje

    En serio, con mi ritmo de vida, no me puedo permitir 8 horas 🙁

No se admiten más comentarios