Busca el camino más fácil

Estar calmado es, en sí mismo, uno de los placeres de la vida. Hallar la manera de estarlo debería ser también un placer.

Del libro  mantener la calma en el trabajo (Paul Wilson)

La verdad que la segunda frase no la entiendo muy bien ¿hallar la manera de estarlo? El estar calmado es un estado con diferentes grados, pero un estado en esencia. Es decir, no se puede hallar la manera de estar calmado, se está calmado o no se está. Mas el camino del ya voy nos lleva al destino del nunca.

Aunque bien es cierto que hay ciertas prácticas que nos ayudan a recuperar esa calma que trasciende toda acción. Aquella que te convierte en un océano. En la que un día las aguas de la superficie estarán revueltas y al otro estarán quietas, pero donde en lo más profundo siempre está en un remanso de paz. Es el encontrar esa conexión con nuestro yo más profundo la que nos hace encontrar la calma bajo cualquier conjunto de circunstancias.

2 comentarios

  1. Creo que te has comido algo en tu explicación, primero dices que estar calmado es un estado con diferentes grados, y luego dices que se está calmado o no se está. Yo estoy de acuerdo con la primera parte pero no con la segunda, creo que sí hay grados.

    Saludos.

  2. Quiero decir que la calma es un estado, no un camino, y por tanto, el hallar la manera de estarlo nos aleja del camino, y cuanto más placer busquemos en ese camino menos calmados estaremos. Ahora bien, la intensidad con la que experimentemos la calma dependerá del momento, y de ahí el hecho de los diferentes grados de la calma.

No se admiten más comentarios