Repite y repite

Puedes convertir cualquier tarea o acción repetitiva en un ejercicio relajante. Para ello, deberás concentrarte en lo que estás haciendo, sin pensar en nada más.

Del libro  mantener la calma en el trabajo (Paul Wilson)

Así aprendes a concentrarte en el presente, a vivir el momento. Es una práctica que utilizan en todas las grandes escuelas budistas, y hasta el famoso Señor Miyagi, ¡dar cera, pulir cera!

No se admiten más comentarios