Halla la paz en el orden

La desorganización está en el polo opuesto de la calma: crea confusión, requiere atención y nos recuerda constantemente lo que nos queda por hacer. El orden proporciona espacio para la calma.

Del libro  mantener la calma en el trabajo (Paul Wilson)

Una desorganización que impide una claridad de ideas y compromisos y nos sumerge en un incertidumbre tal que no nos deja actuar en nuestra labor es claramente negativa. Pero yo matizaría lo que es una desorganización con la necesidad de tener que tenerlo todo controlado. El caos en el aspecto del no saber,  o del solo se que no se nada es positivo, nos mantiene flexibles y abiertos al cambio. Einstein decía que hay que hacer las cosas de manera simple, pero no simplista.

No se admiten más comentarios