Tómate un tiempo entre cita y cita

 

Deja periodos de quince minutos entre una cita y otra. No sólo te liberarán del estrés, sino que mejorará la calidad de tus reuniones.

Del libro  mantener la calma en el trabajo (Paul Wilson)

 

Los SERES humanos necesitamos SER, por encima del hacer, si nos encerramos en el que hacer constante nos perdemos a nosotros mismos, y por tanto perdemos el poder abrir y desplegar todo nuestro potencial humano. Todo aquello para lo que nos hemos estado preparando durante días y que debido al estrés, es decir, devido a un exceso de hacer, un exceso de planificación, de vivir identificados en el futuro psicológico de lo que vamos hacer en el siguiente momento, perdemos la atención sobre lo que acontece. La reunión con nuestros clientes, nuestro jefe o nuestros compañeros de trabajo.

Quince minutos con la práctica puede que sean excesivos, con el tiempo podrás aprender a observar tu propio interior y no dejarte dominar por el estrés, y tal vez solo necesites un par de minutos o quizás ninguno, para que no te sientas abrumado por la cantidad de trabajo a planificar.

Pablo.


2 comentarios

  1. Me encantaría que le dieses hablases cordialmente a mis jefes sobre este tema. Definitivamente no nos dá tiempo a abrir la compuerta del depósito de nuestro potencial… ¡no me dá tiempo!

    (¿Se me nota el estress?)

    Besostes!

  2. Un gran consejo. a veces cuesta parar, y es la supervivencia la que me hace escapar un rato para poder respirar en condiciones 5 min.
    Veremos si convertimos eso en costumbre.
    Un abrazo.

No se admiten más comentarios